Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]
G.I.P.T.M. España: 2017

lunes, 20 de noviembre de 2017

Parque de atracciones abandonado de Bilbao

Categoría: Exploración Urbana



La maqueta y plano de las instalaciones son muestran la amplitud de un gran proyecto, una ideología creada en el lugar erróneo, precipitando la climatología del lugar un fracaso imprevisto. En este articulo te mostraremos como fue, como se creo, que le paso y como esta a dia de hoy, acompañanos en este viaje por la historia del parque que nadie sabe que existe
Un mundo de fantasía convertido en una zona fantasmagórica.
Gusano loco y montaña rusa al fondo
Gusano loco a la izquierda y en la foto lo que hoy en dia se conoce como la ranita loca, el pulpo o saltamontes.
El Scanner es lo que tenemos a dia de hoy bajo el nombre de El platillo o el E.T.
Entrada de la montaña rusa
Este carrusel sigue existiendo a día de hoy en las zonas infantiles, disparando con un boton en el mando al vehiculo de alante, y si le aciertan, el vehiculo delantero bajaba unos segundos, en otras modalidades el botón sirve para subir y bajar a gusto del niño
Circuito de carreras con unos coches de choque modificados
Vistas del valle de Derio desde la noria, a dia de hoy se visualizará el aeropuerto
La noria comenzaba tumbada, como si de un carrusel se tratase, y se iba levantando hasta ponerse vertical.
Pista de Kart y el pequeño ferrocarril que circulaba por el interior del parque
Vista aerea de la zona de las piramides
Y el anfiteatro, donde tantos artistas famosos deleitaron con sus espectáculos.
Para quien disfrutó desde finales de los años setenta hasta 1990 con la montaña rusa, la noria más grande de Europa, el tren de la bruja, los coches de choque, la casa encantada, los karts, el gusano loco o con un concierto de Miguel Ríos, Hombres G o Alaska en las faldas del monte Artxanda, ver a dia de hoy el parque de atracciones le provocara una gran tristeza, por no decir depresión.
Solo entrar la imagen de un pasado mas cercano de lo que parece, sin teléfonos móviles, nos da la bienvenida
Paseamos entre las casetas y pirámides y nos topamos con la cervecería frente a una apagada fuente ornamental
Encontramos un siniestro parque infantil sin risas ni niños correteando felices
Reflexionamos ante un estanque de patos sin mas vida que el abandono
Sus instalaciones dan pena. El deterioro que han sufrido desde que en 1990 dejarán de funcionar han convertido el parque en un cadáver arquitectónico que pide a gritos ser incinerado.

Paseando por las casetas encontramos el comedor
Junto a el la cocina
Presidiendo la entrada principal del parque, entre las casetas tenemos la torre de control, desde la que se dirigía y visualiza todo el parque, lo primero que veías solo aparcar dispuesto a entrar, bajo ella las oficinas de información.
En el antiguo Zoologico del parque nos aguarda una leona disecada, protegiendo la entrada de servicio
A principios de los años setenta, la Diputación Foral de Bizkaia “lanzó una convocatoria pública con el fin de dotar al territorio de unas instalaciones de ocio y esparcimiento para la población”. Tras ese llamamiento, el 31 de mayo de 1972, tres importantes entidades, Bankunión, la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao y la Caja de Ahorros Vizcaína, mostraron su interés por hacerse cargo del proyecto Parque de Atracciones de Bizkaia. Meses después se constituyó la sociedad y la Diputación les adjudicó la construcción y explotación del recinto. El 9 de julio comenzaron las obras y en poco más de un año se construyó el parque, que ocupó inicialmente 10 hectáreas de terreno en la denominada zona de El Vivero, en la ladera del monte Ganguren, término municipal de Galdakao, pero a pocos kilómetros de Bilbao. El 14 de septiembre de 1974, el parque de atracciones abría sus puertas a las seis de la tarde. Estaba concebido preferentemente para un público infantil, aunque disponía de atracciones para todas la edades, como la montaña rusa, la noria más grande de Europa, con sus 26 metros, o un modernísimo circuito de karts:
Montaña rusa
Casa magnetica
Coches de choque, que mas bien nos hicieron pensar que estabamos en Chernobil
Los precios, aunque a lo largo de los 16 años de vida que tuvo el parque, los precios y los tipos de entradas fueron evolucionando, en el año de la inauguración entrar al recinto costaba 10 pesetas para los menores y 20 para los adultos. Hay que aclarar que no todas las atracciones eran gratuitas una vez que se accedía al parque. Por ejemplo, los karts costaban “100 pesetas cuatro viajes”. En los primeros años, el gasto medio en tiques para las diferentes atracciones era de 110 pesetas por persona. Entre las muchas atracciones cabe destacar: la casa magnética; el salón de tiro; la tómbola, “donde todos los domingos se sorteaba una bicicleta”, la casa de la fantasía; la casa encantada; el tiovivo; las motos infantiles; el tren de la bruja; las camas elásticas, el gusano loco; el mini-golf, y el pequeño ferrocarril que circulaba por el interior del parque. 
También es de destacar la pista de autos de choque “y sus impresionantes dimensiones de 30x14 metros, por la que circulaban en torno a 30 vehículos”; la Noria Visión, cuyos 26 metros la convertían en una de las más altas de Europa; y la montaña rusa, con un recorrido de medio kilómetro y más de 75 toneladas de peso. Además del chiringuito de la piscina, había seis instalaciones destinadas a la restauración: el kiosco, la churrería, dos cafeterías, el restaurante, “donde se celebraron comuniones y banquetes”, que contaba con discoteca, y el autoservicio bufé, que tenía el cartel de cervecería.

Pero “el número de visitantes estuvo, desde la inauguración, muy por debajo de las expectativas que tenían los promotores”. Las estimaciones iniciales preveían una cifra anual de 1,5 millones de visitantes, aunque posteriormente se rebajaron a 1 millón. A pesar de ello, la realidad es que nunca se pasó de los 500.000 visitantes por año.

ANFITEATRO Ni siquiera los primeros años, cuando las actuaciones de reconocidos artistas hacían llenar el aforo del anfiteatro. Por allí pasaron ilustres cantantes como Miguel Ríos, Ana Belén y Víctor Manuel, Alaska y grupos como Hombres G o Tequila. El anfiteatro, que tenía un acceso propio, podía albergar a 5.000 personas, todas ellas sentadas.
En la misma zona, orientada hacia el sur, se encontraba la piscina, que también tuvo éxito, aunque por poco tiempo. La dura climatología del lugar y la crisis de los años ochenta se encargaron de dar la puntilla al proyecto. A pesar de los esfuerzos de la Diputación de Vizcaya por reactivarlo, el 9 de febrero de 1990 cerró definitivamente sus puertas. Desde entonces, las instalaciones son unas ruinas muy poco atractivas.
A día de hoy se encuentra cerrado, con muchos carteles escritos a mano por una persona que denota tener los "estudios básicos" amenazando con "fuertes" sanciones al que entre y con perros sueltos. La valla que lo rodea y puertas están manchadas de grasa con la intención de manchar el que entre, y remendadas con alambre pues durante su abandono se han colado cientos de personas.

En la entrada nos encontramos con el perro suelto, en singular, que era un trozo de pan que solo quería jugar y ser acariciado, una cámara de seguridad con los cables cortados, que ni siquiera han querido disimular para hacer pensar que funciona, y un hombre de mas de 40 años que guarda el lugar, lejos de ser un vigilante de seguridad es más bien un okupa, como él mismo nos relato:
Vine aquí a vivir hace 14 años, cuando el gobierno dijo que iba a derribar el parque, desde entonces vivo aquí, he encontrado a mucha gente que se cuela, pero yo no les echo ni les digo nada, simplemente llamo a la ertzaina (Policía autonómica vasca) y espero a que lleguen.

Hablando con el y con la Diputación Foral de Vizcaya, aun nadie sabe que sera del parque de atracciones, hay varios proyectos sobrevolando, pero ninguno se lleva a cabo nunca, no nos explican los motivos, el parque pertenece a la diputación, encargándose de él el  departamento de hacienda, sección de patrimonio, y no permiten a nadie la visita al mismo alegando el estado deplorable y peligroso que presenta, lo que nos hace pensar si sabrán que tienen un hombre viviendo ahí desde hace 14 años, y si lo saben, si les importa la vida del mismo o prefieren que desaparezca en el olvido formando parte del parque. Sea como sea, siempre habrá personas como nosotros que lo recordaremos y haremos lo posible para que el pueblo no olvide su historia, para evitar que se repita.



Si te ha gustado nuestro articulo no olvides hacerte seguidor del Blog y suscribirte para ser el primero en leer los próximos, y compartirlo con tus amigos.