Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]
G.I.P.T.M. España: 2014

martes, 19 de agosto de 2014

Cuerda del Pozo, el pueblo sumergido

Categoría: Investigaciones


En este caso nos dirigimos a Cuerda del Pozo, en Soria, al pueblo sumergido del que solo se salvó el cementerio y el campanario de su iglesia lucha por lucir sobre las aguas.

Los muros, verjas, varias cruces, trozos de lápidas y una especie de panteón con una inquietante cruz de piedra encima junto a un árbol desnudo, recrean un escenario digno de cualquier película de terror.
Gris, triste, olvidado, decadente, gótico, dejado de la mano de Dios y, aun así, es bello. No tarda mucho en caer la noche, antes dedicamos un tiempo a pasear por la orilla del embalse en busca de la torre emergente de la iglesia. La encontramos, nos sentamos en una gran roca, mientras poco a poco la torre desaparece de nuestra vista al mismo tiempo que el día da el relevo a la noche. La oscuridad toma posesión de lo que durante unas horas le pertenece.  
Con la noche, el camposanto adquiere un ambiente y aspecto más misterioso si cabe. Con la oscuridad, los sentidos se agudi­zan, todo lo que percibimos se multiplica, se exagera en nuestro cerebro provocando eso que llamamos miedo, pero ¿miedo a qué? ¿A los muertos? Es ridículo; los muertos, muertos están.
Con la Tartana del Misterio aparcada en el aparcamiento del cementerio, buscamos alguna señal en la zona.
Cada pocos minutos, a veces segundos, escuchamos movimientos de ramas que chascan, vemos ojos que brillan al dirigir la linterna ha­cia el lugar de donde provienen los ruidos. No conseguimos relajarnos, buscamos un emplazamiento más protegido dentro del cementerio, me entretengo leyendo lo que queda legible en las cruces y lápidas. Decido tumbarme en la hierba de la entrada, donde la exuberante maleza no ha dejado ningún hue­co para estar cómodamente. Intentamos relajarnos para escuchar bien todo lo que el siniestro lugar nos ofrezca, son continuos los ruidos de lo que queremos pensar que son animales cotillas.


A las dos de la madrugada nos damos por vencido, los curiosos vecinos han podido con nosotros, mañana tenemos mucho por delante y no podemos estar sin dormir solo viendo ojos amarillos brillando al enfocarlos con la linterna, hemos de estar frescos para poder disfrutar. Levantamos el campamento improvisado para entrar a la tartana del misterio y dormir. 

Al día siguiente cruzamos el puente que cruza el embalse, pasando paralelo a un antiguo puente romano que solo queda visible cuando el agua baja, y entramos a Vinuesa, aparcamos en una calle principal, entre furgonetas camper y caravanas que allí encontramos aparcadas.
Hablamos con los aldeanos del lugar sobre la historia del pueblo sumergido, de como solo se salvó el cementerio de la inmersión, de todas las familias que lucharon por sus viviendas hasta que se abrieron las válvulas del embalse y tuvieron que desistir de su lucha cuando el agua les llegaba por la cintura, de la de sueños e ilusiones que fueron ahogados y permanecen ocultos bajo el fondo del agua.

Los testimonios de personas que han pasado allí la noche son que han notado, sentido, visto presencias, manos inexistentes que les han tocado. Algunos cuentan que se han sentido enfermos y lo más curioso es muchos coinciden en que alguien les tiró del pelo.

Pero nosotros sólo oímos ruidos, pasos, ramas secas crujiendo, animales en general, no puedo garantizar la procedencia del 100% de los ruidos, pero si que es lo único que se me apareció.

lunes, 18 de agosto de 2014

Piritas en Ambas Aguas, brujería y tradición.

Categoría: Investigaciones


En esta nueva investigación descubrimos la magia de las Piritas.
Para ello nos dirigimos a uno de los mayores yacimientos, pero no solo eso, también pueblo abandonado y fantasma, donde las leyendas no paran de correr. Ambas aguas, en la Rioja.
En este pueblo abandonado, aun resisten 3 casas en pie, con habitantes en su interior, estos habitantes no suelen salir de su casa, ni quieren hablar de lo que pasó en su pueblo, cuando les hablas de la historia, de lo grande que fue el pueblo, de que iba gente de todo el mundo a explotar la minerologia de la zona, que cientos de personas iban ahí a propósito todos los meses para beneficiarse de las propiedades de las piritas, ellos guardan silencio, como si de una maldición se tratase y temieran recordarlo o revivirlo.

Es extraño y curioso al mismo tiempo, la pirita, ese material al que se le ha achacado desde tiempos inmemoriales propiedades mágicas de dinero, abundancia y prosperidad, así como propiedades benéficas para la salud, un mineral tan poderoso, que el pueblo con mas abundancia de el haya acabado siendo un pueblo fantasma, olvidado, perdido en la montaña.
En las culturas Mayas, Olmecas y Toltecas los primeros espejos los realizaban de Pirita, con forma cóncava, se le atribuían poderes mágicos ya que la imagen se fraccionaba al reflejarse en las piritas por su formas cúbicas; fueron luego realizados con formas redondas y cuadradas y también incorporándole a modo de mosaicos otras piedras como la turquesa.  Los antiguos egipcios solían usar la Pirita como decoración en sus trajes y vestidos ya que consideraban que ésta piedra poseía una relación con el astro sol.

 La Pirita  un mineral de valor espiritual y corporal, pues oxigena la sangre y ayuda en los trastornos circulatorio y en indigestiones. Representa el fuego y los sueños positivos. Atrae buenos negocios, dinero, así como trabajo, estabilidad y buenas oportunidades. Meditando con ella se puede pasar de un estado a otro, logrando proyecciones a esferas superiores. Resulta excelente para ponerla en el hogar o sitio de trabajo, en contacto con el aire, pues atrae y recibe saludables influencias.

La Pirita impide las fugas de energía de nuestro cuerpo físico y del aura. Es beneficiosa también en casos de depresión, tristeza y melancolía. Dicen que ponerla debajo de la almohada produce efectos sanadores a todo nivel.

 La Pirita aporta bienestar y paz en el hogar. Es la llamada piedra de la casa. Algunos la colocan en el lugar donde guardan el dinero de modo de potenciar sus poderes y multiplicar sus ganancias o ingresos.

Anteriormente se utilizaba para curar la gastritis, las flatulencias y los problemas estomacales en general. 

También está indicada para el tratamiento de problemas circulatorios y  asmáticos, siendo buena su utilización incluso para casos de gota.

Es útil para en el tratamiento de enfermedades hepáticas de cualquier especie porque activa el funcionamiento lento del hígado así como para los dolores causados por quemaduras.

Corresponde al chakra del entrecejo o sexto chakra que propulsa la intuición, la claridad, la visión, la percepción y la dirección.

También había una fiesta anual, en la que gente de toda España, incluso constan datos de personas de otros países, acudían al pueblo para recoger piritas como amuleto y protección de su hogar y bienes, esas piritas, el primer día de tormenta, las lanzaban al aire, consiguiendo así que los rayos no dañen su vivienda ni ninguna propiedad que posean.

Entonces, el lugar del que se extrae la pirita, debería ser un lugar importante, punto de peregrinaje, turismo internacional, ¿como ha podido acabar así?
Seguimos la investigación, para acceder a Ambas Aguas, hay que pasar por Muro de Aguas, este pueblo recibe el nombre por una fuente que fue construida en el siglo XVIII y reconstruida en 1902, siendo alcalde Daniel Palacios, según figura en la inscripción de la parte superior de aquélla.
Tiene dieciséis caños por los que manan quince litros de agua por segundo todo el año.
El agua proviene de un acuífero. La zona de calizas permeables tiene su menor cota topográfica en Muro de Aguas, por lo que es ahí donde sale el agua a la superficie

Pero en muro de aguas no solo encontramos el significado de su nombre, también una negra historia.
Solo entrar a la plaza del pueblo, junto a la fuente encontramos un rollo
El rollo, o actualmente conocido como picota, tenía la función de tortura pública, humillamiento y de ajusticiamientos, hasta que fueron suspendidos por decreto de las Cortes de Cádiz en 1812.

Este sirvió además durante siglos para castigar y pagar las penas menores de los delincuentes comunes, que tras ser azotados, eran expuestos a pública vergüenza.

De modo que nos da la bienvenida al pueblo un medio de tortura donde muchos derramaron su sangre, sufrieron crueles torturas e incluso dejaron su vida aferrada a esas piedras, zona negra donde el odio, sufrimiento y rencor se entremezcla con las risas de los niños que jugaban a su alrededor, y de adultos que paseaban indiferentes por ahí, habiendo alguien atado o no.

Pero no solo eso, una vez en lo alto del pueblo, se deslumbra al otro lado de la montaña un antiguo castillo feudal
que sabiendo la sequía de esas tierras, y que muro de aguas es el mayor abastecimiento de agua de la zona, seguramente sirvió de fortaleza haciendo que todos los ejércitos atacantes, en intención de dominar el agua, murieran deshidratados en las batallas.

Podemos observar como el castillo se alza en la cima de una escarpada montaña, haciendo casi imposible acceder al el para asediarlo, pero por el contrario, con una gran ventaja devastadora contra los atacantes debido a la altura del mismo.

Este castillo en el Siglo XVI desapareció como tal, y se utilizó como cementerio durante un siglo, pero en el siglo XVII se convirtió en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, poco se sabe que sucedió ahí, pero no se volvió a reparar mas, desapareciendo en el tiempo hasta los restos que hoy en día nos enseñan lo que un día fue.

Pueblo bañado por sangre, desde la edad media, tierras teñidas de rojo por sus enemigos medievales, por todos los ladrones y delincuentes durante la historia del rollo, demasiado dolor rodea este pueblo, demasiada historia negra.

Quizás todo este dolor se fue materializando en mal y por lo tanto el pueblo y habitantes cayeron en desgracia, ¿quedando solo un recuerdo del pasado?
Pasando la tarde sentado en el mirador de muro de aguas, viendo de fondo los restos del castillo, rodeado del silencio del lugar, quizás, al ponerse el sol, cuando sus últimos rayos aun iluminan las ultimas piedras de la montaña, se oyen choques de espadas, rechinar de metales como si una batalla de espectros, en la que solo se oye su metal se estuviera librando, es un sonido relajante, que algunos vecinos del pueblo oyen habitualmente, según nos relatan ellos mismos, quizás sugestión, pero también lo pudimos oír, pero nadie cuenta nada sobre Ambas Aguas.
El pueblo que desapareció, en el que solo quedan viviendo 4 personas, que guardan silencio sobre lo que solo sus ojos han sido testigos, que habrán visto para guardar ese voto de silencio solo ellos lo saben, y se lo llevaran a la tumba.

viernes, 15 de agosto de 2014

Turruncun, el epicentro del mal

Categoría: Investigaciones


En esta nueva investigación nos dirigimos a Turruncun, el pueblo abandonado de la Rioja.
Donde tras ser saqueadas todas las tumbas, y esparcidos los restos humanos por la iglesia y medio pueblo, los de los pueblos vecinos cuentan historias y leyendas de apariciones espectrales. Antes de ir, escuchamos las historias que nos relatan, esta historia de la imagen esta sacada de Grupo Ufo España, que la relatan y después cuentan también sus investigaciones.
Toda historia, toda leyenda, merece ser estudiada e investigada, naturalmente, siempre que te sucede algo así te pilla de imprevisto, y cuando vas a buscarlo no aparece nada de nada.
La imagen fantasmal del pueblo aparece de la nada solo coger una curva de la carretera, te invita a adentrarte en sus dominios, no te permite apartar la vista mientras con un silencio eterno pasas a su lado.
La carretera para entrar es una pista de tierra, entras y rápidamente llegas a la zona de las barbacoas, donde hay una fuente con estanque en una zona de merendero, tal y como se relata en la historia, de ahí ya no se puede pasar mas,
 y hay que ir caminando por un senderito que te lleva directo a la plaza del pueblo, donde se alza la iglesia.
 Una vez en la plaza, el silencio del lugar enmudece hasta a los pájaros, no se oye nada, un silencio sepulcral te embriaga, y la prominente torre del campanario te hace sentir inferior, atemorizado
Echas un vistazo alrededor y entras en los pocos edificios que se mantienen en pie, como la iglesia, descubriendo que el suelo de la misma esta cubierto por una manta de huesos humanos, y alguna casa que otra.
Viendo que el suelo de la iglesia ha sido arrancado y se camina por la tierra, sobre la que se ven agujeros de excavación, se puede confirmar que los huesos no han sido traídos de algún cementerio cercano, pues la iglesia data, como mínimo, del S. XV, y se sabe que en esa época, cuando en el pueblo no había cementerio, los habitantes eran enterrados en el suelo parroquial.

Los Vándalos solo tuvieron que picar el suelo cerámico que posteriormente cubrió el original y cavando un poco fueron saliendo los huesos que siempre estuvieron allí.

Durante la Guerra Civil solo fueron ajusticiadas allí 2 personas, lo que invalida la "teoría" de fosa común u ocultación de crímenes de guerra por parte de ambos bandos.

En las casas, algunas aún están bien conservadas, manteniéndose cocina, baño, corral dentro de la casa, despensas y armarios empotrados, etc, haciéndote sentir que hace poco vivía gente ahí, y ver como vivían, podías tocar la pintura de las paredes, el azul con el que estaban pintados los cuartos de los niños, las capas de pintura que había bajo la actual, de distintos colores: blanco, amarillo, blanco otra vez, etc.
 Y también puedes encontrar a Lisa, la guerrillera.
Pero no había nada más sobrecogedor que el propio cementerio del pueblo, sito realmente a 200 metros del centro, en el que solo quedan 3 tumbas en pie, a las que un anónimo lleva flores a menudo.
Podemos decir que es el típico pueblo abandonado, en el que el lugar te hace volar la imaginación e imaginar que estas viviendo ahí, en pleno auge del lugar, ves por donde juegan los niños, las campanas sonando llamando un domingo a misa, la sirena del colegio sonando y los niños saliendo de el intentando descubrir mundo, las señoras en la cocina aromatizando todo el pueblo y el monte con sus guisos, los hombres en la plaza tomando el vino a porron mientras juegan unas manos a las cartas, posiblemente un mus o a la escoba, o en sus huertas arando la tierra que les dará de comer.
Sin olvidar al pastor siguiendo su rebaño, acompañado de su fiel perro que le permite descansar a la sombra mientras corta un poco de queso, que el mismo ha hecho, para tomar un aperitivo.

Pero... ¿Y si a todo esto le ponemos cara?
La foto está fechada en 1949, en la desaparecida población de Turruncún. Es la familia González Cordón, Victorino y Petra, con sus hijos María Ángeles, José Luis, José, Jesús y Julián.

¿Puede ser la propia Petra Cordón la señora de negro que relata la leyenda?, ¿puede ser esta familia parte de los huesos que han sido mancillados y esparcidos por el pueblo, impidiendo su descanso en paz?

La Tartana del Misterio no halló pruebas evidentes de que haya ningún espíritu ni aparición en Turruncun, solo la notable evidencia de la delincuencia que se ceba en los pueblos fantasmas, las modas satánicas y espiritistas que han de profanar tumbas para intentar invocar al diablo bajo 4 copas de mas, y de los que siempre han de grafitear todo lo que les pase por la cabeza, para intentar ser parte de la historia. Pero investigando nos pudimos hacer de recortes de periódicos del pueblo, donde se puede concebir a dia de hoy que el pueblo desde su creación ya fue fruto del mal:
Turruncún fue en 1929 epicentro de un terremoto que ocasionó daños bastante sensibles en sus casas sin ocasionar fallecidos.
Turruncún ha sido víctima de delitos macabros. Por ejemplo, el 18 de mayo de 1883 unos delincuentes asaltaban la casa del juez con intención de robarle, y para forzarlo a dar sus bienes, le cortaron la oreja. Dicho suceso fue reseñado por el Diario Oficial de Avisos de Madrid.
El diario La Correspondencia de España se hacía eco, el 17 de agosto de 1897 y el 29 de noviembre de 1912, de dos sucesos que hoy día tacharíamos de “ritos satánicos” que, como bien dicen las crónicas, se trataba de venganzas, quien sabe si comunes en la época.

17 de agosto de 1897  
29 de noviembre de 1912  
Pero obviando tales evidencias, nos quedamos con la imagen que se nos formo en la cabeza, sentados en la plaza mayor del pueblo, de como era un dia cotidiano en Turruncun, las aspiraciones y frustraciones de todos los habitantes del mismo, de como la civilización y la industrialización consiguió convertirlo en un pueblo fantasma, y en todas las ilusiones que surgieron en ese pueblo, las bodas y bautizos, comuniones,.... que se celebraron en esa iglesia, de toda la vida que una vez lo alzó en la cima de esa montaña.